Calderas

Calderas de calefacción, para radiadores y/o agua caliente sanitaria (ACS), de biocombustible sólido, de alta eficiencia. Ideal para viviendas unifamiliares, edificios, etc, en los que se pretende calentar todas las estancias. Adaptables a diferentes tipos de biomasa según modelo, incluyendo versiones sencillas de pellets o policombustibles (astilla forestal, cáscara de almendra, hueso de aceituna, etc).

Como en el caso de las estufas, trabajamos sobre todo con el fabricante Lasian, marca española de Zaragoza, que ofrece una buena relación calidad-precio, avalada por medio siglo de experiencia en el sector. Las calderas son modulares, para adaptarse a las distintas necesidades de automatización que quiera el cliente.

En Biomassa Tramuntana s. coop. nos comprometemos a realizar el proyecto de instalación mediante técnicos especializados. Optimizamos el espacio del que se disponga en la vivienda o edificación para el silo o almacén y la propia caldera, tanto en sustituciones de caldera de gas/gasoil, suplementarias - alternativas, o como en obra nueva. Siempre respetando la normativa vigente.

Condiciones, dimensionamiento y consumo estimado de una caldera.

Ejemplo para una vivienda unifamiliar aislada de 150 m2, entendiendo 4 dormitorios, 2 baños, cocina, comedor. Suponiendo un aislamiento térmico mediano-alto, con una temperatura mínima exterior de 0ºC, le corresponde una potencia térmica aproximada de 13 kW. En el caso de añadir a la instalación agua caliente sanitaria (ACS), el dimensionamiento de la caldera para asegurar un funcionamiento óptimo del equipo correspondería a 25 kW. Potencia máxima que ofrece el modelo Biomax Plus 25 de Lasian.

Si la ubicación es en la Sierra de Tramuntana, la previsión es de un funcionamiento de 5 meses al año (15 noviembre al 15 abril), de unas 5 horas al día. Se estima un consumo anual de energía para calefacción en 19,7 MWh, correspondiente a 3680 kg de pellet o 4100 kg de cáscara de almendra.

Presupuesto orientativo de servicios y suministro de biocombustible, bajo contrato.

El suministro de biomasa por parte de la cooperativa (equivalente a 19,7 MWh) es de 1540 €/año (iva incluido). Por comparación, esta misma cantidad de energía obtenida a partir de gasoil de calefacción tendría un coste de 2050 €/año (1900 litros). Esto supone un ahorro anual de 530 € (25%), ya que mantenemos nuestro precio estable durante el periodo contratado.

Almacenamos y deshidratamos el combustible en Esporles, garantizando la calidad de la biomasa durante el periodo contratado. Según la demanda, en 48 horas, repartimos una o dos veces al mes el biocombustible a domicilio, llenando el silo o almacén.

Revisamos la caldera, realizando entre una y dos visitas mensuales, durante el periodo de funcionamiento, incluyendo la gestión de cenizas. Y de manera opcional ofertamos asegurar a todo riesgo el servicio de mantenimiento y reparación.

En todo caso, un uso responsable de la calefacción puede reducir considerablemente el consumo, por eso aconsejamos mantener el termostato en valores moderados y calentar solo las habitaciones que se utilicen a diario. Por tanto, los dos primeros años de uso de la caldera de biomasa se consideran de prueba, pagando el cliente un precio de 78,15 €/MWh, ajustándolo en años sucesivos.